Te Contamos Cómo Hacer Maquillajes Caseros

mariaBelleza Comments

Es un mito que para realzar la belleza del rostro, deban efectuarse costosos tratamientos. Al contrario, uno mismo puede crear maquillajes caseros, lo cual resulta tan sencillo como seguir la más simple receta de cocina.

Una de las ventajas más importantes, además del ahorro de dinero, es que con este método, se evita exponer a la propia piel a productos químicos, no siempre compatibles con ella, consiguiendo un cutis suave y firme sin importar la edad.

Primeramente, es aconsejable una limpieza profunda de la piel. Para esto, podemos utilizar productos naturales, algo tan simple como un algodón empapado en leche, que frotaremos lentamente por todo el rostro y el cuello. Una vez que la piel está, así, limpia, la tonificaremos, utilizando un poco de perejil o manzanilla, previamente hervidos en agua, empapando con ellos unos algodones, y extendiendo así la mezcla por toda la cara, dándonos pequeños golpecitos con las yemas de los dedos, para activar la circulación periférica de la sangre.

Luego, el último paso de la preparación será, utilizando un pequeño tronco de aloe vera, el cual pelaremos, y masajearemos con él, nuestro rostro y el cuello, utilizando la pulpa de la planta. Si no se dispone de aloe vera, podemos utilizar una crema que lo tenga como base.

Cuando hayamos limpiado, así, el cutis, elaboraremos nuestro maquillaje casero. Por ejemplo, para hacer un colorete cremoso, diluiremos en agua caliente medio pomo de polvo de talco hipoalergénico, sin aromas, y le pondremos unas gotas de colorante vegetal, el que más nos agrade. Cuando la mezcla esté fría, utilizando un frasco hermético, la aplicaremos.

Descubre como ahorrar hasta 5.000 euros al año sin ganar más

El rimmel casero, se confecciona con una barra de regaliz negro, y un poco de agua. Se moja la punta del regaliz en el agua, cepillándolo con un peine de rímel que tengamos ya terminado.

Para confeccionar nuestro propio lápiz de cejas, o delineador, usaremos cincuenta gramos de parafina, vaselina y lanolina, que derretiremos a fuego muy lento, mezclándolo todo con unas gotas de metilparabeno, agregándole unas gotas de colorante,  hasta conseguir el tono deseado.

Para fabricar un lápiz labial, utilizamos unas gotas de aceite de almendras, medio tarro de cera de abejas y medio vaso de jugo de remolacha. La cera se pone al baño María hasta que se derrita, se añade el aceite y el jugo, mezclando bien, y colocándolo en el congelador hasta que solidifique, lista ya para usar.

3 artículos recomendados: