Como hacer unas cortinas

carmenComplementos, Decoración, Hogar Comments

A todos nos encanta que nuestras ventanas se vean bien vestidas, y antes, posiblemente nos acercábamos a alguna tienda de confección, elegíamos la tela e iban a medir  a casa para que quedaran perfectas. Pero hoy en día, dado que nuestro bolsillo no anda en buenas condiciones, podemos optar por hacerlas nosotros mismos y con un resultado profesional. En primer lugar debemos tomar medidas, no de las drásticas, sino de las ventanas.

Una vez medidas añadimos al ancho el doble, para que frunzan, y unos diez centímetros más para los remates de los lados, ya que aprovecharemos de la tela que compremos la zona ya cosida para dejar como bajo. Por cierto, medir el alto añadiendo unos cinco centímetros, para la parte de arriba (por donde engancha) y por si encogen.  Debemos adquirir también la cinta de fruncir y los ganchos, así aprovechamos los aros y la barra de colgar la antigua.

Lo primero una vez elegido y comprado la tela, la extendemos en una mesa grande y comenzamos a rematar por los lados para que no se deshilachen. En la parte de arriba, por donde las colgaremos hacemos un dobladillo de unos dos centímetros. Cosemos por donde vamos a colgar la cortina la cinta de fruncir, bien pegada al borde para que no se vea.

Ahora hay que tirar de los cordones hasta que veamos que queda la ventana bien tapada, y anudamos los extremos de los mismos para que no se suelten. Colocamos los ganchos en la cinta, si vemos que la tela se nos ha arrugado la pegamos un planchado, y ya los encajamos en los aros de la barra. La dejamos caer y si vemos que los bordes quedan respingones les podemos coser unos plomillos (los hay en las mercerías bien baratos), y así la cortina cogerá forma.

Recordad que aunque compremos de retales debemos buscar los de los colores que más se adecuen a la decoración de la estancia, y que si vemos que no nos ha quedado muy bien la parte de arriba podemos ponerle algunos adornos que disimulan defectos y las dan mayor elegancia.

Y si seguimos estas indicaciones, y además hacemos unas bolsitas de merienda aprovechando la tela que nos sobre, apañamos la casa y la vuelta al cole por dos duros.

Imágenes | Mujeractiva