Cómo hacer una calabaza para Halloween

carmenDecoración, Hogar, Juegos Comments

Ya sabemos que la festividad de Halloween queda aún algo lejana, pero como en esta vida hay que ser previsores y las calabazas plantadas ya estarán casi a punto, seguro que tenemos algún amigo con huerta que nos pueda dar una, aunque no esté madura del todo, y así nos ahorramos el comprarla en el último momento a precios desorbitados. Además con la pulpa que extraigamos podemos hacernos una deliciosa crema o bien congelarla y usarla otro día.

Vamos a necesitar:

  • Una calabaza grandecita.
  • Un cúter.
  • Un cuchillo grande bien afilado.
  • Un cuchillo pequeño bien afilado.
  • Un saca bolas (ese chisme que usamos para sacar bolitas de las patatas).
  • Un rotulador negro.

En primer lugar debemos lavarla para quitar posibles restos de tierra y secarla. Cortar la parte superior de la calabaza con cuidado para que quede uniforme y reservar la tapa que sobra.

Con el saca bolas y el cuchillo pequeño vamos retirando la pulpa con mucho cuidado de que no se resquebraje la piel, ya que aunque es dura podemos sin querer partirla y echar el trabajo a perder. La pulpa la vamos guardando en un bol con tapa, la ponemos en la nevera y la usamos como creamos conveniente.

Ahora llega la hora de decorar nuestra obra. Podemos hacerlo de dos maneras:

Pintando con el rotulador sobre la piel de la calabaza los ojos, las cejas,  la boca y la nariz, o bien haciendo lo mismo pero con el cúter recortar la piel de los ojos, la nariz y la boca. Esta última queda mucho mejor, ya que como por lo general la noche de Halloween se iluminan las calabazas poniendo una vela dentro quedará más terrorífica. La primera es mejor si la van a hacer niños y así no tienen que usar el cúter.

Cuando esté lista, y hasta que llegue Halloween le ponemos la tapa que habíamos reservado para evitar que se llene por dentro de suciedad.

Imágenes | Reinodelmurcielago Manualidades