Como cambiar nuestra casa sin arruinarnos: la terraza

laurabricolaje, Hogar Comments

Continuando con el anterior artículo, ahora vamos a renovar nuestra terraza. ¿Cuántos de nosotros tenemos una terraza sin saber exactamente qué hacer con él? Pues con mi humilde opinión quiero expresar que yo creo que muchos lo tenemos desaprovechado. Ya se que no parece una parte muy útil de la casa o piso, pero con un poco de cariño que le pongamos quedará especial, único y de lo más bonito. Para ello no es necesario gastar mucho dinero, si hacemos una pequeña reforma nosotras mismas ahorraremos mucho dinero. ¿Os apuntáis?

Vamos a tener unos puntos en cuenta, puesto que son más importantes de lo que nos pensamos. Dependiendo del ayuntamiento al que pertenezca nuestra vivienda, debemos tener en cuenta que ciertas cosas como modificar por fuera la terraza e incluso poner un toldo, está sujeto a la comunidad de vecinos o al mismísimo ayuntamiento. Os estaréis preguntando ¿Eso que quiere decir? Pues la respuesta es sencilla, dos cosas: la primera pedir permisos y la segunda y más que probable pagar. Para evitar esto y ahorrar, nos limitaremos a tocar la parte interior.

Empezaremos antes de nada por una buena limpieza, de esas que se hacen a fondo, aprovechando así para dejar todo como los chorros de oro. A continuación si vemos algo que se encuentre defectuoso trataremos de repararlo. Ahora que nos encontramos listos, podemos empezar por algo tan sencillo como elegir el tipo de pintura que más nos gusta. Recordad la máxima de que menos es más, así que yo me inclinaría por un color que no destaque en exceso. Por ejemplo un ocre tirando a amarillo, de forma que no sea blanco pero tampoco oscuro. Hay que tener en cuenta que los colores fuertes nos pueden cansar enseguida y la idea es hacer algo que nos dure al menos todo el verano.

Ahora nos iremos a algún comercio estilo Leroy Merlín, en la sección de pinturas y esmaltes. Recordad que esta pintura es para exterior, así que si tenéis dudas lo mejor es preguntar. De paso comprad masilla para tapar las grietas o posibles pequeños desperfectos.

Mañana os contaré la siguiente parte para conseguir una terraza increible.