Como ahorrar gasolina: tres ideas más

lauraSin categoría Comments

En principio cuando nos planteamos cómo ahorrar gasolina, recurrimos siempre a los recursos más habituales, y efectivos, como pueden ser utilizar los compradores que nos indican dónde vamos a encontrar las estaciones de servicio con mejores precios, llevar un buen mantenimiento y puesta a punto de nuestro vehículo para optimizar el consumo, o, utilizar estrategias de conducción eficiente desde el punto de vista energético.

Todo esto está muy bien y obviamente nos puede proporcionar un ahorro, sin embargo existen otras ideas y acciones, tal vez menos contrastadas en cuanto a la cantidad de ahorro que aportan, pero que convertidas en costumbre, desde luego mal no nos van a hacer y sumarán al conjunto del ahorro.

Debe quedar claro que son ideas que como decimos no presentan grandes índices de ahorro, pero que como veremos tampoco resultan difíciles de poner en práctica por si acaso.

Una de estas ideas nos dice que no debemos dejar que el nivel de combustible baje a la mitad del depósito, de hecho, según esta idea, cuando se sitúa el indicador de combustible en el medio del depósito es el momento de volver a llenar. Esta idea se basa en el hecho de la eliminación del aire en el interior del depósito, que se produce cuanto más líquido albergue, de esta manera se tiende a minimizar el efecto de la evaporación del combustible y por tanto de la pérdida del mismo.

Basándose en otro principio se presenta también la idea que nos dice que resulta interesante llenar siempre el depósito a primera hora de la mañana, la justificación de esta idea se basa en el hecho de la menor temperatura de ese momento del día con respecto al resto de la jornada, combinando esto con el hecho de que los depósitos siempre se encuentran (en la inmensa mayoría de ocasiones) bajo tierra la densidad del combustible al contacto con la tierra más fría será más pequeña por lo que el repostaje será más exacto.

En este mismo sentido, a la hora del llenado del depósito, resulta interesante otra idea que nos dice que no es una buena práctica llevará a cabo nuestro llenado cuando se está realizando la operación de llenado de los tanques de la gasolinera o en un período inmediatamente posterior, la idea se basa en el hecho de que el rellenado los tanques mueve el combustible que resta en los mismos y también mueve el sedimento del fondo, con lo que éste se puede incorporar al repostaje.

imagen geralt pixabay.com