Ahórrate el cerrajero aprendiendo a cambiar un bombín

carmenComplementos Comments

Muchas veces nos habremos encontrado en la enojosa situación de que al salir una mañana podemos abrir la puerta de casa pero no conseguimos que cierre el pestillo, bien porque se haya estropeado la llave, bien porque se nos ha partido dentro o bien porque ya era una cerradura tan vieja que se ha estropeado definitivamente.

Llamar a un cerrajero de urgencia sale por un ojo de la cara, así que lo mejor y aunque quizás no nos haya pasado nunca, como nadie está libre de pecado, lo más indicado para ahorrarnos unos cuantos euros es ser precavidos y aprender a hacerlo por nosotros mismos. En este artículo vamos a enseñaros como cambiar un bombín, que es el que mas frecuentemente nos puede jugar una mala pasada por estar roto o por culpa nuestra por no cuidar debidamente las cosas.

Lo primero, e imprescindible, es comprar el bombín ¿Pero cual? ya que hay muchos modelos y aquí entra en juego la tecnología móvil, foto a la cerradura, dejar a alguien al cuidado de casa, y a la tienda a por uno que encaje, ya el ferretero nos dirá cual, y ya de paso, como lógicamente con los nervios no encontremos uno en casa, y no lo llevaremos encima, comprar un destornillador de dos caras, una plana y otra de estrella.

Comenzaremos por quitar el picaporte o pomo retirándolo de la varilla metálica que habitualmente sujeta la parte interior de la exterior y dejándolo todo a buen recaudo para volver a montarlo después. Ahora tendremos a la vista el bombín que veremos va sujeto a la puerta por varios tornillos que procederemos a quitar retirándolo del eje que hace que funcione el pestillo.

Procederemos a instalar el nuevo insertándolo en el eje antes mencionado y atornillándolo bien. Antes de montar de nuevo el tirador probamos con las nuevas llaves que nos habrán dado con el bombín y nos aseguramos de que el pestillo encaje bien y funcione. Si todo está correcto ya podemos instalar el tirador siguiendo los pasos de como quitarla pero a la inversa.

Ahora vamos a ver lo que nos hemos ahorrado:

Cambiándolo nosotros nos va a costar más o menos – Treinta euros (30,00) incluyendo el destornillador.

Llamando a un cerrajero de urgencia nos va a costar aproximadamente – Doscientos diez euros (210,00) incluyendo desplazamiento, mano de obra, materiales e iva.

Total que si lo hacemos nosotros nos podemos ahorrar hasta ¡¡¡ Ciento ochenta euros (180,00) !!!

Imagen | Seysu