Ahorra Haciendo El Cotillón De Las Fiestas

mariafiesta Comments

La palabra “cotillón” es de origen francés y hace alusión a un baile que se efectuaba en la Corte, generalmente al compás de un vals, que se acostumbraba a bailar cuando finalizaban las fiestas de los cortesanos. Cuando la danza empezaba, y antes que se iniciara la música, se acostumbraba repartir pequeños regalos, serpentinas, silbatos, sombreros altos, para dar mayor alegría, animación y festividad a la danza, que se celebraba como una suerte de alegre final de fiesta.

Por extensión, y con el tiempo, se ha dado el nombre de cotillón a elementos como ésos, destinados a dar mayor algarabía a reuniones, así como a elemento que se usan en determinadas festividades populares, como las fiestas de fin de año, Navidad y Reyes. Aquí te traemos algunas ideas para no gastar en el cotillón de las fiestas, y hacerlo tú mismo/a.

Pulseras En Foamy: cortamos una tira de dos por diecinueve centímetros en pegamento eva, de color verde, colocándole en la punta un trocito de un centímetro de abrojo, para  usar como prendedor. Por otro lado, en lápiz y papel marcamos unos moldes de flores, lo cortamos y lo colocamos en el centro de la tira, formándose así la pulsera, que se puede entregar a los niños como recuerdo.

Para hacer Flores, cortamos seis círculos de cinco centímetros de diámetro, en la tela que habíamos elegido. Se dobla el círculo de la tela por la mitad, luego se lo vuelve a doblar, teniendo así un cuarto de círculo. En la orilla pasamos una bastilla, juntando seis pétalos alrededor de una aguja enhebrada con hilo, fruncimos, anudamos y tenemos una flor.

Para hacer tarjetas navideñas, necesitamos: papel verde, papel con diseños, cartulina con diseño, cinta de raso, marcador con brillantina, espiga, lápiz, regla, tijera, pegamento y pistola de silicona. Primero trazas y recortas el molde de la tarjeta en el cartón con diseño, luego recortas un rectángulo que lo abarque, pegas la parte trasera del rectángulo dentro de la tarjeta, y pegas la cinta de raso desde la parte inferior hasta la superior de la tarjeta.

Para agregarle un árbol de Navidad, recortas varias cintas de papel verde, de diferentes tamaños, las envuelves en la espiga, para dar volumen al árbol, y luego lo pegas con silicona en la tarjeta. Puedes, también, utilizando brillantina de colores, pintar las puntas de las ramas, simulando adornos navideños.