9 consejos para empezar tu jardín primaveral con poco dinero

Alfonso SBHogarLeave a Comment

macetas de colores

La primavera vendrá con el tiempo y con ella, la posibilidad de ahorrar algo de dinero con tu propio jardín en casa.

Un jardín de verduras familiar cuesta unos 60€ al año, pero produce unos 500€ en verduras, según la Asociación Nacional de Jardinería.

Por tanto, si lo planeas con antelación, podrás ahorrar mucho dinero cultivando tus propias frutas, verduras o especias.

“Comience haciendo una lista de lo que quieres plantar”, sugiere la nutricionista Jenny Giblin. “Luego, decide qué es lo que más consumes. No cultives nada sólo porque es fácil de cultivar, si realmente no lo vas a usar “.

Aquí van 9 formas de que hagas crecer el verde sin que tu cartera se resienta:

Comienza con algo pequeño

“Las semillas son más baratas que la compra de injertos o plantas pequeñas, en paquetes de 6, son menos costosos” dice Angela Precio.

Lo malo es que tendrás que esperar más tiempo a que empiecen a dar frutos pero, si lo planeas con antelación, podrás ahorrar en dinero y en salud.

Incorpora las especias

Teniendo en cuenta que invertirá 1,5€ o más por un paquete de especias frescas en el supermercado, el crecimiento de las tuyas propias requiere poco esfuerzo y a la larga compensará con creces el valor de una en el supermercado.

Anabel recomienda plantar albahaca (italiana y púrpura), hierbabuena, orégano, tomillo y perejil.

“Sólo asegúrate de que tus especias reciben la suficiente luz solar,” dice ella. Incluso poniéndolas en el alféizar de la ventana, donde tendrán luz y alegrarán la vista de los viandantes.

Busca semillas de intercambio

Si buscas un poco en Internet, verás que muchos jardineros están dispuestos a regalar esquejes y semillas, siempre y cuando tu jardín esté en auge.

También puedes buscar algún amigo o vecino que esté dispuesto a compartir el coste de la plantación contigo para no tener que hacer la inversión inicial solo o para comprar frutas y verduras en mayores cantidades en alguna cooperativa y que os salga más barato.

Escoge bien las plantas

Se va a maximizar su rendimiento. Juan Forti, curador de los paisajes históricos en Strawbery Banke Museum, recomienda la col rizada, acelgas, zanahorias, rábanos, remolachas, espinacas, lechuga y pepinos.

Como beneficio adicional, tenemos que pueden ser fácilmente cultivadas a partir de semillas.

“Esto no sólo disminuye los costos, sino que ayuda a los niños a entender la conexión entre las semillas y comida en sus platos”, dice.

Consulta los lugares

No todo crece bien en todas las regiones.

Revisa tu lista de las plantas contra las zonas de cultivo  para asegurar que no estás perdiendo dinero plantando algo que necesita más luz del sol o un clima más cálido de lo que puede ofrecer.

Alterna los tiempos de siembra

Planta la misma verdura cada dos o tres semanas para ir recibiendo los frutos periódicamente y no te encuentres con 10 calabacines de sopetón sin saber qué hacer con ellos.

De esta forma te aseguras, por ejemplo, tener ensaladas durante todo el verano en lugar de estar dos semanas apurados gastando la recolecta para que no se eche a perder.

Usa maceteros

Es una manera fácil y rentable para plantar tus propias verduras, si no tienes espacio para un jardín, dice Anne Lawton.

Las hierbas frescas crecen fácilmente de esa manera y también lo hacen los tomates y los pimientos.

Abona la tierra

Las semillas se pueden sembrar directamente, pero al igual que las personas, necesitan una dieta nutritiva para crecer sanos “, dice Forti.

Una forma barata de hacerlo: utilizar el compost o el estiércol compostado. “El rendimiento tendrá un valor superior al de la inversión”, dice.

Contrólalo

Asegúrate de controlar tu jardín todos los días, dice Price.

“La comprobación diaria puede avisarle de los problemas de plagas que puede remediar de inmediato,” dice ella.

Ella continúa: “Además, una vez que las verduras y las hierbas están listas para la cosecha, la recolección periódica por lo general alienta cosechas adicionales.”