Una fiesta de cumpleaños barata, barata

carmen Juegos, Organizando Leave a Comment

En un artículo anterior os contábamos como celebrar una Primera comunión en casa y ahorrar lo más posible. Hoy vamos a contaros como festejar un cumple infantil sin que nos salga por un ojo de la cara. A los más pequeños les encantará la idea da hacerlo en casa, ya que como cuando éramos pudientes, lo hacíamos en un parque de bolas, en uno de atracciones o en una pizzería, será para ellos un cambio muy divertido sin que se den cuenta de que, más que nada es porque nos tirita el bolsillo, ya que la labor es ardua.

En primer lugar debemos realizar con ellos una lista de invitados y preparar las preceptivas invitaciones. Para esto podemos descargar unas plantillas de cumpleaños de internet, con cartulinas de colores recortadas, que las utilicen para hacer por un lado la presentación y por el otro que pongan el nombre del invitado, donde se celebrará, el día y la hora, y por supuesto su nombre (si son muy pequeños podemos hacerles una de muestra y que la copien).

Ahora debemos pensar en la decoración, y para eso lo tenemos muy fácil, podemos elegir entre dos opciones comprar vasos, platos de cartón  y cubiertos de plástico, globos de colores, manteles decorativos de papel, serpentinas, banderolas; o bien dirigirnos a un establecimiento especializado en fiestas, que a precios muy asequibles, y comprar un pack (unos 20 o 25 euros para diez invitados),  y además son temáticos, de princesas, de piratas, o de montones de motivos diferentes, y con la comodidad de que nos lo traen a casa un par de días antes, con lo cual podemos ir dedicándonos a planificar e ir adelantando la merienda.

En cuanto a las viandas, un par de días antes podemos preparar unas tortillas de patata, unas empanadas, unas croquetas, unas empanadillas, y unos nuggets, guardarlos bien tapados con papel film en la nevera y que antes de servir con calentarlo un poco en el micro estarán perfectos. Ya el día de la celebración podemos preparar los típicos emparedados de jamón y queso, nocilla, sobrasada, chorizo, salchichón y chóped, (taparlos con un paño húmedo para que no se resequen hasta que los sirvamos) y en unos boles poner patatas, ganchitos y guarrerías de esas que les gustan. Los refrescos, sin cafeína por dios, con tenerlos un par de días en la nevera estarán frescos y listos para ser bebidos.

No olvidemos unas cestitas de chuches para después del gran colofón, la tarta con sus velas, que podemos o bien hacer si somos buenas reposteras o comparar una sencilla, ya que al final son los mayores quien se la comen.

Imágenes | Chikimundos Tuexperto Paperblog Patriciaensaturno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.