Jabón líquido para lavadora, ahorra haciéndolo en casa

carmenComplementos1 Comment

Cada vez que ponemos una lavadora incurrimos en un montón de gastos. Si nos paramos a pensarlo entre agua, luz, suavizante y detergente los gastos se nos desvían del presupuesto sin duda alguna. Como no podemos evitar usar agua y electricidad quizás podríamos rebajar gastos, y ahorrar algo, haciendo nuestro propio jabón líquido que además nos hará no tener que usar suavizante.

Ahorrar con las cosas más usualesSe puede hacer de diversas maneras, pero la más sencilla y eficaz es la que vamos a contaros a continuación. Quizás alguno de los productos debamos comprarlo por que no lo utilicemos en nuestra vida diaria, pero a la larga amortizaremos ese pequeño gasto de sobra, e incluso como son dosis muy pequeñas, pedírselas a un vecino, y eso que nos ahorramos (por no ser muy gorrones luego siempre podemos darle un poco, tipo trueque).

Es muy sencillo de hacer y ya que nos ponemos a ello hacemos detergente para más de un mes. Pero hay que tomar precauciones, ya que algunos de los productos no deben manipularse de forma errónea ya que el resultado no sería el esperado e incluso podríamos hacernos daño.

Ingredientes

  • Un litro de lavavajillas tipo mistol.
  • Un litro de aceite usado.
  • Un vaso de quitamanchas.
  • Un vaso de suavizante.
  • Quince litros de agua corriente.
  • Doscientos gramos de sosa cáustica.
  • Un cubo de plástico con capacidad para más de quince litros.
  • Una paleta de madera.
  • Un par de guantes.

Modo de hacerlo

Ponerse los guantes (fundamental y de cajón). Llenar el cubo con el agua y disolver la sosa en ella, removiendo con la paleta y con muchísimo cuidado que es corrosiva. Cuando esté disuelta añadir el resto de los ingredientes e ir removiendo a ratos perdidos (que con esto de la crisis tenemos a montones ya que no podemos ni ir a tomar una cervecita) durante, al menos, cuatro días.

Veremos que se irá creando una capa por encima por efecto del aceite, así que deberemos seguir removiendo la mezcla hasta que esta sea completamente homogénea y la sosa quede completamente neutralizada, esto requerirá un tiempo de unos diez días, pero el resultado de este trabajo, os aseguramos, merece la pena.

Pasado este tiempo estará listo para usarse, pero, a modo de recomendación, si es la primera vez que lo hacemos probarlo con prendas que en caso de haber hecho mal la mezcla no nos importe que destiñan o se estropeen.

Como veréis además de sentirnos fenomenal con nosotros mismos por ser capaces de ahorrar, colaboramos con el medio ambiente, ya que al reutilizar el aceite usado no acabará vertido en ningún río contaminándolo.

Es fundamental, en los tiempos que corren, buscar fórmulas o métodos alternativos al consumismo desorbitado, que nos ayuden a no gastar demasiado, y podamos compartir con los demás.

Imagen | Micocina